Yoga: ¿Funciona para trabajar el abdomen que tanto sueñas?

Todos tenemos a un colega aficionada al yoga. Asiste a la clase de las 18:00, tiene amigas de la tercera edad y adora encender inciensos en su departamento. ¿Sabes cómo se les llama a estas personas? Yogui.

Es probable que alguna vez hayas acompañado a tu colega a una de sus sesiones, y cuando entraste al salón te impresionó lo que viste: mujeres octogenarias con los brazos lisos, las piernas robustas y la espalda recta. En resumen: un cuerpazo que desearían tus amigas de treinta. ¡Ya ves que no está mal ser un yogui!

Después de presenciar este “milagro de la naturaleza” te prometiste asistir a la próxima clase. Desde luego, que rompiste la promesa y te quedaste en casa viendo Friends. ¿Quién podría culparte?

Me alegra que estés leyendo este artículo. Ya no hay excusas que valgan. Siempre podrás ver la reconciliación de Rachel y Ross en Internet. Hoy vas a moldear esos abdominales verdaderos… con el yoga.

Los beneficios de esta disciplina son bien conocidos: tonifican todos tus músculos, mejoran la flexibilidad de tu cuerpo, corrigen tu postura y facilitan la circulación sanguínea. ¡Por cierto! Después del entrenamiento sentirás una gran relajación, como si te hubiesen dado unos masajes.

Ya sé que te estás emocionando, por eso te planteo dos opciones para trabajar tus abdominales con el yoga:

  • Participa en la “clase prometida” de 2 a 3 días por semana.
  • O si prefieres hacer ejercicio en casa, sigue leyendo…

Vamos a enfocarnos en las posiciones de yoga para fortalecer el abdomen. Primero, será necesario que realices una sesión de cardio moderado. Después, vas a incorporar estos tres ejercicios de yoga:

1. El Barco

Siéntate en una superficie plana. Eleva las piernas y mantenlas rectas. Tu espalda también deberá permanecer derecha. Presta atención a tus abdominales, ¿están contraídos? Quédate en esta posición lo más que puedas. Apóyate con los brazos al principio, y cuando te acostumbres, levántalos.

 

2. La Cobra

Esta es una de las posiciones más representativas del yoga. Túmbate boca abajo, apoya tus manos en el suelo a la altura del pecho, y lentamente eleva el torso con la fuerza de tu espalda (no con tus brazos). Tus piernas deben permanecer recostadas. Mantén la posición durante 10 segundos y luego desciende lentamente. Repite unas 4-8 veces.

3. Uttanpadasana

Este es el ejercicio perfecto para culminar con tu sesión de abdominales. Acuéstate boca arriba con los brazos pegados al cuerpo y las piernas rectas. Lentamente, elévalas lo más puedas y mantén la posición durante 5  segundos. Luego, despacio, bájalas hasta el suelo. Repite unas 8-16 veces.

 

 

Ahora te toca a ti

Aquí tienes una primera rutina para definir tus abdominales verdaderos con el yoga. Lo ideal sería que realices una sesión de cardio ligero o moderado por 30 minutos. Después, comienzas con estos ejercicios. Realiza uno, descansa un minuto; prosigues con el segundo, descansas otro minuto; y culminas con el tercero. Esta vez, relájate por dos minutos y vuelve a iniciar el ciclo de abdominales. Realiza 3 sets, de 3 a 4 días por semana.

Cuando te acostumbres, puedes probar con otras posiciones (la tabla, el Asana del Delfín, el Pashchimottanasan). Recuerda que es importante sorprender al cuerpo.

¿Conoces algún ejercicio fantástico de Yoga? Compártelo con todos.